Shuri Te – La influencia de Itosu Sensei

SHURI-TE: SHAOLIN DEL NORTE (XING YI QUAN)

El origen conocido, Sakugawa Kanga

Kanga Sakugawa (1733-1815)

Kanga Sakugawa fue uno de los maestros con más influencia en la formación del Karate Fue enviado a China por el gobierno de Okinawa para estudiar la cultura y las ciencias chinas, de las cuales llegaría a tener un gran dominio del arte de combate chino, “to-de”.

Se cree que Sakugawa habría ido en tres ocasiones a China, viajando hasta Pekín. En su tercer viaje, habría presentado a sus conocidos de Pekín a, Sokon Matsumura. En esa ocasión fue cuando Sakugawa contrajo una enfermedad y acabaría falleciendo en el año 1815. (Las fechas de nacimiento y muerte son aproximadas)

La primera escuela de karate. “Bushi” Matsumura

Sokon “Bushi” Matsumura

La historia del Karate según la tradición de Okinawa adquiere aspecto más preciso desde Sokon Matsumura (1809-1899). En efecto, las investigaciones sobre la primera escuela de Karate cuya influencia sobre el Karate contemporáneo sea clara, nos llevan a él. 

Parecería que él fue el primero en haber transmitido un método sistemático. Lo que hoy llamamos Shuri-te remonta a su arte y su influencia contribuyo explícitamente en la formación del Tomari-te.

Es probable que Matsumura haya recibido la enseñanza de Sakugawa, pero según la tradición oral, ha sido un chino llamado “Iwa” el que se designó como su maestro en el arte de combate chino.

La documentación respecto a él es muy fragmentada, y su fecha de nacimiento incierta: 1798, 1800, 1806 o 1809. 

Matsumura Sokon provenía de una familia noble de Ryu-Kyu. A los veinte años es nombrado guardia del Príncipe en el palacio de Shuri. 

En el primer año de su cargo Matsumura conoce un magistrado de Satsuma y éste le consigue la excepcional autorización de estudiar el arte del sable de la escuela “Jigen-ryu”. En 1832, con 24 años, Matsumura es enviado al feudo de Satsuma en misión de veintiséis meses. Recibiendo e la autorización del gobierno de Ryu-Kyu y del feudo de Satsuma para iniciarse en la escuela de sable Jigen-ryu.

El entrenamiento básico del Jigen-ryu se llama “Tategi-uchi”. Consiste en golpear el tronco de un árbol con un trozo de madera muy sólido de aproximadamente un metro treinta. 

En la escuela Jigen-ryu, el entrenamiento de Matsumura consistia principalmente en “Tategi-uchi” -tres mil por la mañana y ocho mil por la tarde- y luego del entrenamiento en el dojo. Esto marcará su trabajo mano desnuda para siempre y por ende el de toda la línea Shuri-Te.

Tras dos años en Satsuma, su maestro “Ijuin” le concede el diploma de la Jigen-ryu manifestando que ha recibido la auténtica transmisión de su escuela, Matsumura regresa entonces a Ryu-Kyu. En 1836, solo dos años después de su regreso de Satsuma, Matsumura sale para Pekín con el grupo que llevaba el tributo del rey de Ryu-Kyu al emperador de China. Durante los quince meses que dura su estancia en Pekín, aprende el arte de combate de un maestro chino llamado Wei Bo, nombre que se lee en la pronunciación Japonesa “Iwa”.

Los estudios dicen que la escuela de “Iwa” formaba parte del “estilo del norte”. Se trataba probablemente de la escuela “xingyi-quan, una de las tres escuelas principales del norte.

 “Según cuenta la leyenda, un mendigo chino vivía en una chabola junto al cementerio de Tomari. Matsumura descubre que es un adepto del arte de combate, empieza pues a visitarle periódicamente para aprender su arte. Ya siendo su alumno, Matsumura descubre de vez en cuando que en las katas que enseña ese maestro existen trozos inaplicables en combate. Emprenden entonces juntos un estudio para encontrar una forma correcta. Aunque ese maestro pretendía no saber leer ni escribir, le propone entregarle unas notas para que pueda captar mejor el significado de las katas que le había enseñado. Un día Matsumura recibe un rollo y se sorprende al ver que no se trata de unas notas sencillas, sino explicaciones técnicas escritas por un experto en caligrafía de primer orden. Ese maestro desapareció poco después. Se supuso luego que se trataba de un oficial chino disfrazado de pordiosero para espiar en el feudo de Satsuma”.

Matsumura empieza poco a poco a enseñar su arte. Su escuela se llamaría más tarde el nombre de “Shuri-te” según la localidad donde residía. Una variante de esa escuela llamada “Tomari-te” se desarrolló en la vecina aldea Tomari. “Así pues, con Sokon Matsumura comienza una fase de creación del Karate. Creación porque no se trata de una fiel imitación, sino de la integración sistemática al arte marcial de Okinawa de elementos chinos y Japoneses”.

Anko Itosu, discípulo de Matsumura y maestro de Mabuni

Anko Itosu

Fue en gran parte gracias a Anko Itosu que nos ha sido legada la tradición del Shuri-te, la escuela de Matsumura.

Itosu nació en 1830 en el seno de una familia de funcionarios, no conocemos bien su primera formación en el arte de combate okinawense. Según algunos relatos su primer maestro habría sido Nagahama, otras fuentes afirman que habría sido un chino llamado “Channan”.

Hacia los treinta años, Anko Itosu se hace alumno de Matsumura. Frecuentaba también a Anko Asato que era entonces uno de los mejores alumnos de Matsumura.

Hemos visto que Matsumura se había entrenado en su juventud en el “tategi-uchi” del Jigen-ryu y que había adoptado ese sistema al Karate. Itosu “imitando” y adaptando ese sistema le dio una importancia fundamental al entrenamiento con la makiwara. 

REFLEXION: el karate, arte marcial prohibido durante la época Satsuma, nunca habría podido evolucionar como una técnica de combate eficaz contra los samuráis de Satsuma si las Ryukyu no hubiesen tenido como padre fundador de shuri-te al maestro Matsumura, portador de la más alta técnica de la escuela marcial del enemigo.